SER CASA DE ACOGIDA

 

Si crees que puedes dar un hogar estable a un animal hasta que haya un lugar apropiado para él en nuestras instalaciones o, mejor, hasta que encontremos a su familia definitiva puedes colaborar con nosotros como Casa de Acogida.

Nos encontramos con muchos casos de animales que requieren cuidados y atención más especializados que los que podemos ofrecerles en el Refugio o que simplemente deben de esperar hasta que confirmemos que existe el espacio adecuado para ellos en nuestras instalaciones.

En el caso por ejemplo de los cachorros, estos son más propensos a enfermar que los animales ya adultos y con todas sus vacunas en regla.

Por eso, en un hogar siempre estarán mejor aislados, menos expuestos, y la supervisión en cuanto a higiene, alimentación o necesidad de cualquier tipo podrá ser mas continua. Intentamos que los cachorros no entren en el Refugio hasta que no sean capaces de comer ellos solitos y hayan pasado el periodo de vacunación y cuarentena de la misma.

En el caso de animales ancianos, ocurre prácticamente igual. Son más vulnerables a contraer enfermedades y su atención y tranquilidad del entorno debe ser mucho mayor.

A veces, llegan a nosotros animales muy mayores, acostumbrados a estar en una familia y sin relacionarse con otros perros o gatos. Al tener que adaptarse a unas condiciones tan diferentes, en muchos casos, lo pasan realmente mal y su tristeza es cada vez mayor a pesar de todo el cariño que les ofrecemos los voluntarios.

Los años hacen que sus facultades, de visión, olfato, movimiento, … estén limitadas y es más difícil para ellos el desenvolverse por nuestro recinto, que además tienen que compartir con compañeros más ágiles y juguetones. Buscamos para estos viejecitos Casas de Acogida que, si bien no serán su hogar definitivo, les garanticen tranquilidad y cariño hasta que alguien quiera adoptarlos.

Lógicamente, las Casas de Acogida son también la oportunidad ideal para animales enfermos. Dentro de una familia, estos siempre podrán estar mejor aislados que en el Refugio, con menor riesgo de contagiar a otros animales o de que agrave su estado. Se le podrán administrar mejor los medicamentos y podrán recuperarse más rápida y fácilmente con el cariño y cuidados continuos de un hogar.

Los gastos veterinarios generados por los animales acogidos son responsabilidad de la Asociación, siempre que las visitas hayan sido previamente autorizadas y al veterinario concertado.

Enfermos o no, juntar los animales acogidos con otros de la casa se hará bajo responsabilidad de la Casa de Acogida.

Hay animales a los que, aun no siendo ancianos ni teniendo ninguna enfermedad o incluso sin haber conocido el cariño de una familia, les resulta muy difícil el adaptarse a la rutina diaria del Refugio. Se trata de animales que por alguna razón son más tímidos, asustadizos, … no solo con las personas, sino también con los de su especie. En el primer caso, el contacto diario en principio con una misma persona es aconsejable y en el segundo, los animales miedosos y débiles tienen mayor riesgo de que otros animales confiados y de carácter más dominante puedan atacarles.

Por último, la capacidad de nuestras instalaciones esta al completo, así que tenemos que ofrecer a todo el que encuentra un animal la opción de hacer de Casa de Acogida o buscar la posibilidad de alguna entre sus familiares y amigos antes de recurrir a que lo aceptemos en el Refugio, eso sí, siempre que nosotros podamos, contribuiremos en su difusión para encontrar un buen adoptante.

Igual que en el caso de los adoptantes, también haremos una visita a los hogares ofrecidos como Casa de Acogida, para garantizar que un animal estará mejor atendido en ella que con nosotros y confiar en que no hay ningún problema en el espacio ni con ninguno de los miembros de la familia, así como con el propietario de la vivienda en el caso de que esta sea de alquiler.

En cualquier caso, el Refugio, aun durante el tiempo en que el animal este en acogida, será el propietario del mismo y no se tomará ninguna decisión sobre él sin el consentimiento de la Junta Directiva de la Asociación.

También debemos de estudiar qué plazo de tiempo ofrece cada Casa de Acogida, ya que si el animal va a tener que entrar y adaptarse al Refugio relativamente pronto, tal vez no compense en ciertos casos aceptar dicho lugar alternativo.

Otra ventaja de las Casas de Acogida es que los miembros de la misma siempre tendrán más disponibilidad de tiempo y de encontrar entornos bonitos donde hacer fotos a los animales para su difusión y pronta adopción.

Si quieres colaborar con nosotros ofreciendo tu hogar como Casa de Acogida, rellena el siguiente formulario. FORMULARIO DE CASA DE ACOGIDA Asociación Amigos de los Animales de Granada.