DOGUI

Adopción

Dogui es un perro algo desconfiado. Sus primeros meses de vida fueron en la calle, sin contacto humano, por lo que de primeras no es un  perro que te demuestre su cariño, pero una vez que te ganas su confianza, va a buscarte y se te echa encima para que le hagas unos cuantos mimos y se pone súper feliz.

Ficha de datos

EdadNacido aprox. Enero/2010
SexoMacho
RazaMestizo
TamañoMediano
Apadrinado
Peso22 kg aprox

Más información

Dogui es un perro que llegó a nosotros con su hermano Boris y su madre Trompa. Los tres estaban en la calle, y dado el peligro que corrían, decidimos hacernos cargo de ellos. A pesar de que ellos
eran unos bebes y que su madre era adulta, ella se adoptó dado que era mucho más confiada que ellos. Ambos, estuvieron en una residencia hasta que pudieron entrar al refugio con todas sus vacunas puestas, y aquí llevan ya cinco largos años…
Hemos de decir que en la calle es tremendamente asustadizo, no la conoce, ese es un problema que surge cuando entran al refugio perros de corta edad, que únicamente conocen el refugio y a nosotros, por lo que al salir todo les inquieta, pero creemos que ese no es motivo alguno para que nuestro Dogui no sea un perro adoptable. Simplemente debe de ser una familia con paciencia y experiencia, que poco a poco le enseñe que hay un maravilloso mundo detrás de las puertas del refugio. No es un perro nada problemático en un entorno que el considere seguro. En el refugio es muy juguetón con sus compañeros, nunca ha tenido un problema con ninguno de ellos, y eso que sale en un grupo número de machos y hembras grandes, y le encanta salir al patio a correr.
Dogui tiene un físico muy original, y es que es bajito pero largo. Es muy bueno y noble. No tiene maldad alguna, y a pesar de su timidez, es muy gracioso y se hace querer.
¿Querrías enseñarle a Dogui ese mundo tan maravilloso que nunca ha conocido?

  • Contenido
  • Reseñas

    No hay reseñas de clientes en este momento.

    Escribe tu opinión

    DOGUI

    DOGUI

    Dogui es un perro algo desconfiado. Sus primeros meses de vida fueron en la calle, sin contacto humano, por lo que de primeras no es un  perro que te demuestre su cariño, pero una vez que te ganas su confianza, va a buscarte y se te echa encima para que le hagas unos cuantos mimos y se pone súper feliz.

    Animales relacionados