FENIX

Adopción

Fenix es un perro maravilloso de una raza terriblemente incomprendida. Hubiera muerto sin merecerlo en la perrera, pero un grupo de voluntarios lo sacó y le costea sus cuidados y una residencia. Es noble, bueno, obediente, cariñoso, lo unico que quiere es un poco de atención, compañía y amor. Queremos buscarle el mejor de los hogares y una familia que lo adore como tanto se merece.

Ficha de datos

EdadNace en Enero de 2018 (aprox.)
SexoMacho
RazaMix American Stafford
TamañoGrande
Esterilizado
ColorMarro y blanco
Peso~23Kg

Más información

La historia de Fenix es muy triste. Apareció en un pueblo de Granada con los intestinos fuera y una grave desnutrición. Una familia lo recogió y lo cuidó durante una convalecencia de varios meses. Tuvo que ser operado en un par de ocasiones y a pesar de sus dolores y molestias, lo superó todo como un campeón. La familia lo tuvo que tener primero en una cochera y más tarde en un corral. Fenix era muy bueno y ellos le visitaban varias veces al día para curarle o darle medicación. No pudieron atenderle más en cuanto a compañía y paseos debido a sus circunstancias personales. Un día, Fenix fue entregado a un hombre, que al parecer, posteriormente lo abandonó. Fue entonces cuando la perrera se lo llevó. Tras varios días, un grupo de personas conocedoras de la situación y de que en la perrera lo matarían en tan solo unos días, decidió sacarlo de allí y llevarle a una residencia, donde espera la llegada de una familia definitiva. Fénix es muy sociable con personas de todas las edades, le encanta estar en compañía de humanos. Su raza, corpulenta y fuerte, hace que deba ser vigilado en presencia de niños, ya que jugando puede hacerles daño sin querer.
Es un perro muy simpático, abierto hacia todo el múndo. Está muy falto de cariño, busca y saluda con mucha alegria a quien se dirige a él. Su raza es amante de las personas, no hace falta que te conozca demasiado para que vaya contigo alegremente a cualquier sitio. Le encanta que lo acaricien y rasquen, se deja hacerlo incluso por desconocidos. Es bueno y noble, incluso en el veterinario, con lo que ha sufrido allí, aguanta cosas que no le gustan, aunque pone resistencia no agresiva, esto es, trata de liberarse de los agarres humanos con sacudidas enérgicas.
Debido a su fuerza, siempre usamos bozal para manipulaciones desagradables. A pesar de todo lo que ha tenido que vivir, no usa la agresividad. Es un perro noble con las personas. Sin embargo hay que tener en cuenta que no es un perro a presionar, sino a educar, ya que le encanta aprender e interactuar con humanos. Es muy cariñoso, le puedes acariciar por todo su cuerpo, se retuerce de gusto y se cae panza arriba para que le acaricies. Es muy mimoso y le encanta jugar, sobre todo con pelotas y trenzas de agarre.
El carácter de la raza es cabezota, por lo que queremos que la persona que lo adopte inicie con él un trabajo de adiestramiento para que sepa como debe tratarlo para una correcta educación y manejo. Lo ideal es que ya cuente con experiencia previa, pero si no es así, con ganas de aprender y de dedicarle tiempo a Fénix bastará.
Por su envergadura física es necesario que tenga cierta actividad, pero lamentablemente Fénix tiene un problema crónico en los bronquios que le aconsejan una vida más tranquila a pesar de su juventud. Fénix no puede salir en verano a horas de mucho calor, y sus paseos han de ser de actividad moderada, ya que puede faltarle el oxígeno. Puede andar varias horas, pero necesita beber con frecuencia y descansar a ratitos si se excita demasiado. Su tratamiento es muy fácil, simplemente usa un broncodilatador que se administra un par de veces al día. Ese tratamiento más las precauciones de vida hacen que lleve una vida absolutamente normal.
Le gusta muchísimo pasear y lo necesita además. Varios paseos al día son ideales como actividad. Según la temperatura puede sorprender, ya que su capacidad física es poderosa y a veces se nos olvida que tiene esa pequeña dificultad en sus bronquios. Probablemente necesite algo de educación dentro de una casa, aunque es bastante limpio en la residencia. Sus relaciones con otros perros se ven entorpecidas porque se excita mucho y los tiende a asustar. Su energía no es bien entendida y esto provoca conflictos. A veces a tenido contacto con otras perras antes de su paseo diario y no les ha hecho caso, pero cuando quiere jugar es tan bruto que termina asustando. Por este motivo, creemos que es mejor que no conviva con otros perros por el momento, hasta no trabajar a fondo su socialización.
Sin embargo, Fénix les da besos a sus amigos peludos a través de las verjas que los separan. A veces se pone nervioso con la llegada de machos nuevos, pero pasados unos días se acostumbra y los acepta, todo ello siempre en espacios separados. Esto nos hace pensar que puede ser un poco dominante con machos al principio, por lo que hay que esmerarse en las presentaciones. Los contactos que ha tenido con hembras, se muestra juguetón con ellas y les mueve el rabo apasionadamente. Creemos que no es apto con gatos, al menos muestra un interés demasiado intenso y sospechoso.

En su habitáculo en la residencia es muy bueno y tranquilo. En el tiempo que estuvo en la cochera, convaleciente, nunca ladró. En la residencia solo ladra cuando siente voces conocidas que acuden a visitarlo. Pasea con frecuencia y lo hace con normalidad. A veces tira bastante de la correa, sobre todo al principio del paseo, pero está siendo educado para no hacerlo. Su excitación es debida a la falta de hábitos ya que los voluntarios acudimos cuando podemos. Estamos seguros de que Fénix se equilibraría mucho con las rutinas y con un único cuidador principal. No presenta miedos en el paseo, ni a los ruidos ni a los coches. Solo se excita si ve otros animales. Tiene instinto de presa, es posible que si viera algun animal correr pudiera querer atraparlo. Normalmente viaja en transportin dentro del coche sin ningun problema. Se tumba dentro de él y a veces parece que no hay perro. Se sube y baja solo del coche con entusiasmo, pero no hemos probado a llevarlo sin el transportín aún. Ha sido testado de enfermedades mediterraneas y está libre de infecciones. Es un perro maravilloso. Una raza terriblemente incomprendida. Fénix hubiera muerto sin merecerlo solo por parecer un perro fuerte. Es noble, bueno, obediente, cariñoso, lo unico que quiere es un poco de atención, compañía y amor. Queremos buscarle el mejor de los hogares y una familia que lo adore como tanto se merece.

  • Contenido
  • Reseñas

    No hay reseñas de clientes en este momento.

    Escribe tu opinión

    FENIX

    FENIX

    Fenix es un perro maravilloso de una raza terriblemente incomprendida. Hubiera muerto sin merecerlo en la perrera, pero un grupo de voluntarios lo sacó y le costea sus cuidados y una residencia. Es noble, bueno, obediente, cariñoso, lo unico que quiere es un poco de atención, compañía y amor. Queremos buscarle el mejor de los hogares y una familia que lo adore como tanto se merece.

    Animales relacionados