PEPI

Adopción

Nuestra querida Pepi busca un hogar que tenga protecciones para evitar que pueda escaparse, debido al miedo que presenta. La familia que la adopte ha de ser gente con experiencia con gatos debido a su carácter. No congeniaría  bien con los niños muy pequeños  puesto que sus juegos inocentes la estresarían y la adaptación sería muy complicada.

Ficha de datos

SexoHembra
EdadNace Junio 2016
LeucemiaNegativo
InmunoNegativo

Más información

Pepi llegó a nosotros a través de una voluntaria, estaba abandonada en una zona de Granada. Desnutrida, hambrienta y sucia empezó a frecuentar un parque al ver que empezaron a ponerle comida, por lo se quedó en esa zona. Dado el riesgo que corría de que alguien la atropellase o le pudieran hacer daño, nuestra voluntaria la rescato y cuando hubo sitio en el refugio, entró.

No sabemos nada de su vida anterior, lo que sí sabemos es que no lo ha pasado nada bien en la vida, llegó en unas condiciones muy desfavorables y tras un tiempo comiendo bien y estando segura, Pepi se ha convertido en una gata sana. Pepi es una gata que tiene miedo y es tímida, por desgracia en el refugio debido al gran número de gatos que hay que atender y sobre todo limpiar y medicar, apenas tenemos tiempo para poder dedicarle a estos casos. 

No se deja tocar y tiene un carácter independiente, lo cual nos parece totalmente lógico debido a la historia de abandono con la que carga. Para Pepi los voluntarios son una figura positiva, gente que no le hace daño, que pone comida y que acomoda su casa para que esté los más cómoda posible, pero su triste pasado y nuestra falta de tiempo no es una buena combinación por lo que no hemos podido crear un vínculo con ella. 

Es un gata muy sociable y abierta con el resto de gatos, se lleva de maravilla con todos ya sean machos o hembras, no tiene ningún problema en convivir con todos y jamás se ha metido en ningún problema. Incluso cuando se integran gatos nuevos, ella los acepta como si los conociera de siempre. Una de las cosas que hacemos en el refugio es poner comida húmeda a todos los gatos, por lo que comparten plato y comida a la vez y jamás ha tenido ninguna rivalidad ni mal gesto, está acostumbrada a compartir. 

Nuestra querida Pepi es una gata que apenas notas que está, puesto que es muy tranquila y pasa la mayor parte del tiempo descansando o observando el resto de gatos. Pepi necesita una familia, el refugio no es el sitio más adecuada para vivir toda una vida, tiene comida, agua y atención veterinaria pero le falta lo más importante, la seguridad de una familia y la comidad que está puede darle. 

El invierno en el refugio es muy duro, hace mucho frío y se nota que no está cómoda con esta situación,  lo único que necesita es paciencia y tiempo, que nosotros no tenemos, poder tener la tranquilidad de ver siempre a la misma gente y convivir con los mismos animales, adaptarse y crear un vínculo con sus dueños, con esto estamos completamente seguros que mejorará mucho. 

Nuestra querida Pepi busca un hogar que tenga protecciones para evitar que pueda escaparse, debido al miedo que presenta. La familia que la adopte ha de ser gente con experiencia con gatos debido a su carácter. No congeniaría  bien con los niños pequeños  puesto que sus juegos inocentes la estresarían y la adaptación sería muy complicada, aunque con niños que fueran grandes y que supieran respetarla no habría ningún problema.

Al menos debe de haber un gato sociable en la casa donde Pepi viva, para que le haga compañía pero también para que le sirva de ayuda para abrirse y conocer su nuevo entorno. En el refugio disfruta mucho de la zona exterior, le encanta tomar el sol y tumbarse en las camas que hay fuera, por lo que si su futura familia tuviera un balcón ( con red bien segura), que fuera seguro, para que pudiera seguir disfrutando de esto, estamos seguros que sería muy feliz. 

Tenemos muchos casos de gatos que antes de llegar a nosotros no han tenido una buena vida y su carácter es la señal de esto, los gatos con miedos o tímidos no tienen mucha suerte y sabemos que es complicado, pero no perdemos la esperanza de que  alguien quiera cambiar el rumbo de vida de Pepi y le ayude haciéndola miembro de su hogar. 

Es una gata muy limpia que ha usado el arenero siempre y puede pasar tiempo perfectamente sola en casa, no es un problema, puesto que está completamente acostumbrada. 

Pepi es negativa en Fiv y FeLV y se entrega chipada, vacunada y castrada. 

  • Contenido
  • Reseñas

    No hay reseñas de clientes en este momento.

    Escribe tu opinión

    PEPI

    PEPI

    Nuestra querida Pepi busca un hogar que tenga protecciones para evitar que pueda escaparse, debido al miedo que presenta. La familia que la adopte ha de ser gente con experiencia con gatos debido a su carácter. No congeniaría  bien con los niños muy pequeños  puesto que sus juegos inocentes la estresarían y la adaptación sería muy complicada.

    Animales relacionados