BALI

Adopción

Bali es una de los 9 y ha sido un superviviente con muchas ganas de olvidar el pasado y disfrutar de una nueva vida. Es un gata tímida con las personas, el hecho de ponerse mala en el refugio y venir ya con miedo, hizo que cogiera un poco de distancia con las personas pero es una gata perfectamente recuperable si se empieza a trabajar desde ya con ella y sobre todo tiene los estímulos adecuados.

Ficha de datos

EdadNace 10/06/2019
SexoHembra
LeucemiaNegativo
InmunoNegativo

Más información

La historia de Bali es una de las situaciones más fuertes que nos han pasado en el refugio. Una mañana una de nuestras voluntarias se disponía a entrar en el refugio para empezar el turno, cuando en los exteriores justo en la puerta que da a la calle había un transportin con un ladrillo encima. Lo que no esperábamos encontrar es que dentro del transportin había 9 gatos hacinados, 9 gatos dentro de un trasportín donde por regla general sólo cabe uno. 

Estaban aterrorizados, revueltos entre pis y caca y sobre todo debido a la multitud estaban empezando a asfixiarse entre ellos pues se pisaban y montaban unos encima de otros, a todo se le suma que debido al miedo y al no tener espacio eran incapaces de cambiar de postura. Sin poder afrontar esta situación a nivel de espacio ni económicamente, no nos quedó más remedio que unir fuerzas y ponerlos a salvo. 

Bali es una de los 9 y ha sido un superviviente con muchas ganas de olvidar el pasado y disfrutar de una nueva vida. Bali es hermana de Morgan ( que ya tiene una familia en Alemania esperándolo) y de Sur que sigue esperando su oportunidad , es la única relación de parentesco que conocemos de los 9 gatos que nos dejaron. Bali es un gata tímida con las personas, el hecho de ponerse mala en el refugio y venir ya con miedo, hizo que cogiera un poco de distancia con las personas pero es una gata perfectamente recuperable si se empieza a trabajar desde ya con ella y sobre todo tiene los estímulos adecuados. 

Bali el tiempo que ha estado en jaula, aunque tiene miedo se ha portado fenomenal, se le ha podido administrar la medicación por boca e incluso curar heridas, también se ha dejado acariciar y mimar. En situaciones desagradables como el veterinario también su comportamiento ha sido muy bueno y jamás ha tenido malos gestos o intentado atacar, simplemente se pone en su cama y espera que lo desagradable pase. 

Con los gatos es muy sociable, machos o hembras, nuestra querida Bali se entiende con todos y convive perfectamente. Desde siempre ha compartido la vida con otros gatos por lo que ahora en el refugio no tiene problema en compartir comida, cama y arenero con los demás.

Ella es muy feliz entre los gatos y se siente segura y protegida entre ellos, se entienden y cuidan y eso le da mucha confianza. La compatibilidad de Bali con los niños pequeños pensamos que no será buena, pues debido a su inocencia y su gran actividad la convivencia y adaptación de Bali puede ser complicada. 

El comportamiento de Bali con los perros es bueno, en el refugio realizamos varias pruebas con perros al mes y nunca ha tenido un mal gesto o algo agresivo, simplemente lo deja pasar. Bali es una gata activa, joven y curiosa que tiene mucha vida por delante, en el refugio le gusta mucho jugar con otros gatos y sobre todo con cualquier juguete que tenga a su alrededor. 

Rascadores, cajas de cartón, pinzas de la ropa e incluso cuerdas son los pasatiempos favoritos de nuestra querida Bali y puede estar largo tiempo entretenido. También le gusta mucho descansar en las camas que tenemos por toda la gatera y hemos observado que siempre busca la compañía de otro gato para poder tumbarse y estar más recogida. 

Bali necesita un hogar lo antes posible para poder superar sus miedos y sobre todo ser un gato con todas las atenciones que necesita. 

El hecho de recibir atención por parte de las mismas personas, encontrarse en un sitio seguro sin tantos cambios ni tantos gatos, haría que pudiera establecer un vínculo de confianza muy fuerte y esto le ayudaría a ser una gaga sin miedo y sin preocupaciones. 

Bali podría  vivir en un piso o una casa, pero su futura casa deberá contar con protecciones para evitar que pueda escaparse o pasarle algo malo. No es una gata que pueda salir al exterior, sus miedos le harían perderse y que no volviera nunca a casa. 

Bali le gusta mucho pasar parte de su tiempo en la zona exterior del refugio, por lo un balcón o una terraza pensamos que le haría muy feliz y sobre todo haría que estuviera más cómodo siempre y cuando estén protegidas con red para que no pudiera escapar o salir al exterior.

La familia que adopte a Bali tiene que ser gente con experiencia y para que pueda mudarse mínimo tiene que haber un gato sociable para poder hacerse compañía, pues para Bali la vida sin otro gato es muy triste. Bali puede irse con su hermana Sur o con algún otro gato del refugio. 

Es una gata muy limpia  y aseada que puede pasar tiempo sola en casa sin ningún problema y usa el arenero desde el primer momento. En el refugio tenemos varios gatos invisibles, y más cuando son negros, nadie suele fijarse en ellos y sobre todo casi nadie quiere adoptar a un gato que es tímido y que necesita un poco de tiempo y paciencia para poder coger confianza y ser un amor. 

Sin embargo con Bali no perdemos la esperanza y ojalá haya alguien que sepa ver más allá de su color o timidez, pues el momento de poder tener un futuro y ser feliz viene ahora. Bali es negativa en ambas enfermedades y se entrega chipada, vacunada y castrada. 

  • Contenido
  • Reseñas

    No hay reseñas de clientes en este momento.

    Escribe tu opinión

    BALI

    BALI

    Bali es una de los 9 y ha sido un superviviente con muchas ganas de olvidar el pasado y disfrutar de una nueva vida. Es un gata tímida con las personas, el hecho de ponerse mala en el refugio y venir ya con miedo, hizo que cogiera un poco de distancia con las personas pero es una gata perfectamente recuperable si se empieza a trabajar desde ya con ella y sobre todo tiene los estímulos adecuados.

    Animales relacionados